Soluciones eficientes desde 2004



El acuerdo, conocido como “Contrato Fiduciario”, es utilizado para especificar las cláusulas de la compañía fiduciaria. Un fideicomiso puede tener y administrar activos y propiedades. De acuerdo con el acuerdo, el fideicomisario se convierte en el dueño legal de los activos. El fideicomisario, el representante legal del fideicomiso, está obligado a administrar los activos para el beneficio de los beneficiarios de acuerdo con el acuerdo fiduciario.

A través de esta estructura fiduciaria las regulaciones de administración y distribución de activos son mucho más flexibles. Como una herramienta de protección de activos es muy útil en caso de procedimientos legales en contra del beneficiario final, ya que en la jurisdicción offshore donde se forma el fideicomiso, el dueño es el fideicomisario.

Entre las la ventajas de los Fideicomisos Offshore están:

Algunos de los países donde los fideicomisos son formados son: